• Segundas oportunidades: Diablo III

    by  • 5 marzo, 2014 • Diablo III • 0 Comments

    Cuando en mayo de 2012 salió Diablo III la cantidad de horas que pasé jugando son incontables, pero al poco tiempo mi entusiasmo por el juego decayó y termine abandonándolo. El principal motivo de mi abandono era el sistema de botín, que hacía extremadamente difícil equiparse a no ser que pasaras por la casa de subastas. Para mi esto rompía completamente la mecánica del juego que desde siempre ha consistido en derrotar legiones de demonios para obtener buen equipo.

    Cuando se anunciaron las primeras novedades de Reaper of Souls que incluían la eliminación de la casa de subastas (de oro y dinero real), el nuevo sistema de botín o el nivel de Leyenda asociado a la cuenta y que permite asignar puntos, me entusiasme bastante. A pesar de ello no participe en el PTR del parche 2.0.1 (evito el PTR siempre que puedo) y no participe (porque no me tocó) en la beta de Reaper of Souls, así que volví a jugar a Diablo III cuando el parche pre expansión (el 2.0.1) estuvo disponible para todo el mundo ¿El resultado? Diablo III es ahora el juego que debería haber sido, se ha transformado completamente, ha renacido y es aún mejor de lo esperado.

    Botín 2.0

    El principal motivo por el que Diablo III es ahora mejor que nunca es el Botín 2.0. Con este nuevo sistema te equipas matando enemigos y se elimina la frustración que existía cuando terminabas un run repleto de objetos amarillo pero ninguno servía. Ahora el número de objetos que sueltan los enemigos es mucho menor, pero su utilizad es máxima, todo el equipo que salga como mínimo te lo mirarás, porque sabes que es posible que te mejore.

    Esto no significa que te vayas a equipar en 2 tardes, esto significa que te equiparás mucho más rápido, pero hasta conseguir el equipo ideal con las estadísticas perfectas vas a tardar un buen tiempo. Para mi es la situación ideal, el nuevo sistema se amolda a la frase de “fácil de jugar, difícil de dominar”. Esto también se aplica a las legendarias, cuya frecuencia de caída es bastante más alta. Además el botín 2.0 también añade una importante novedad, el 90% del equipo que te encuentres será útil para la clase con la que estés jugando, por ejemplo, si vas con un bárbaro las piezas de armadura serán con fuerza, han dejado de existir esas aberraciones en forma de petos con intelecto y fuerza o botas con fuerza y bonificación al daño a la habilidad Zombi suicida del Médico Brujo.

    Otra novedad con las estadísticas es la aparición de nuevos e interesantes bonificaciones (+% de daño a una habilidad, o procs en legendarias) y la división de las mismas en secundarias y primarias. Este último punto supongo que servirá de cara a la introducción de la Mística con la nueva expansión, un nuevo personaje que nos permitirá modificar nuestro equipo.

    Nuevo sistema de Leyenda

    Para mi este es el segundo punto por el cual Diablo III vuelve a ser atractivo. El sistema de leyenda se ideó con el objetivo de seguir sintiendo que el personaje progresaba una vez alcanzado el nivel 60. Anteriormente a cada nivel de leyenda se ganaban puntos en estadísticas básicas y se aumentaba el hallazgo de oro y objetos. Ahora esto ha cambiado completamente y además de tener niveles infinitos, a cada uno que se suba se podrá otorgar un punto a una estadística divididas en cuatro campos.

    El sistema permite que mientras juegas tengas también como objetivo obtener un nuevo nivel de Leyenda, logrando así sentir que tu personaje progresa a la vez que se hace un poco más poderoso. La verdad es que al ser solo un punto por nivel de Leyenda la sensación de que cada vez eres más poderoso es un poco falsa, realmente sí lo eres, pero poco a poco. La buena noticia es que la experiencia que requieren los niveles de Leyenda no es desorbitada y se sube muy rápido. Aunque es algo que también depende de la dificultad en la que juegues y el número de personas que te acompañen.

    Otro punto interesante del nuevo sistema de Leyenda es que funciona a nivel de cuenta. Esto hace que cualquier personaje a nivel 1 tenga el mismo nivel de Leyenda que uno al 60. Así que nada más empezar tu aventura tendrás un empujón en forma de puntos a gastar en las estadísticas. Si el nivel de Leyenda de la cuenta es 120, pues 120 puntos a gastar nada más empezar.

    Un juego más dinámico

    A pesar de que el atractivo de Diablo III es matar hordas de demonios uno también se puede cansar de eso. Para ello en el parche 2.0.1 se han introducido elementos que dinamizan el juego en forma de nuevos eventos. Ahora mismo solo se ha introducido un nuevo tipo de ellos, Arcones malditos. Estos arcones (cuya frecuencia menos mal que han aumentado porque se encontraban pocos) son eventos que descubres en cualquier mapa y que te proponen un reto, si se supera tendrás como recompensa objetos extra.

    También te puedes encontrar con las nuevas fuentes reflectantes, que otorgan un 25% de bonus de experiencia hasta alcanzar cierto límite. Estas fuentes son acumulables (hasta 10 veces), así que te puedes pasar uno o varios niveles de Leyenda con el bonus activo, pero si mueres desaparece. Este añadido le otorga más valor a la vida del personaje y es un nuevo aliciente para explorar de arriba a abajo los mapas.

    Cuando el 25 de marzo llegue Reaper of Souls aquellos que compren la expansión también tendrán acceso a nuevas formas de eventos o nuevas actividades, como los Contratos o las Fallas Nephalem.

    Reaper of Souls

    Todas estas novedades son solo las del parche 2.0.1 y no requieren tener una copia de Reaper of Souls, pero aquellos que la compren además del contenido ya disponible tendrán, como es evidente, acceso a nuevo contenido. En Reaper of Souls los jugadores podremos aventurarnos en el Acto V que nos permitirá viajar hasta  Westmarch, subir hasta nivel 70, jugar con la nueva clase, el Cruzado o tener acceso a la Mística.

    A pesar de que me divierto mucho con mi bárbaro quiero subirme un Cruzado. A pesar de no haber probado la clase, pero por los vídeos que he visto diría que me gustará. Aún dudo, pero creo que empezaré Reaper of Souls como Cruzado desde nivel 1 mientras veo como saltan los logros de mis compañeros de clan cuando matan a los enemigos, pegan por el chat las nuevas armas con 3.000 DPS o el nuevo equipo con toneladas de fuerza, intelecto o bonus por daño crítico.

    Dicen que todo el mundo se merece una segunda oportunidad y Diablo III no solo se la merece, con el parche 2.0.1 se la ha ganado, probarlo y reservareis vuestra copia de Reaper of Souls. Deseando estoy de que llegue el 25 de marzo.

    Sí decidís reservar una copia de Reaper of Souls (física coleccionista o estándar digital) podéis hacerlo mediante este enlace de UnlimitedGameStore. Dicho enlace está patrocinado, eso significa que si hacéis la compra (de Reaper of Souls o cualquier otro juego) a través del el yo obtendré una pequeña comisión que íntegramente se destinara a sufragar los gastos del servidor que aloja este blog.

    P.D: Si últimamente no escribo mucho en el blog y desaparezco a partir del 25 es que estoy desatando mi cólera en Diablo III :)

    About

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *