• Volver a ser 25

    by  • 15 enero, 2014 • World of Warcraft • 0 Comments

    El pasado lunes 13 de enero en Perception volvimos a montar una banda de 25, cosa que no se producía desde que derrotamos a Alamuerte al final de Cataclysm. Nos hemos pasado todo Mists of Pandaria jugando en bandas de 10 y realmente no nos ha ido mal, pero la llegada de Warlords of Draenor y su única modalidad de 20 jugadores para las bandas de alto nivel nos obliga a dar este paso.

    Después de toda una expansión viendo solo 10 personajes en banda se hace muy raro ser 25, los frames de banda crecen y son multicolor, los jefes llegan a tener 1.000 millones de vida, aparecen habilidades de banda por todos los lados, algunas mecánicas cambian… Y lo más evidente, somos 25 personas. Sé que es algo lógico, si raideamos en 25 tenemos que ser 25 personas, pero no por eso no deja de ser un inmenso cambio que haces del día a la noche. El jueves derrotamos a Garrosh 10 heroico y el lunes en 25 normal.

    Pero de todos los cambios hay dos que para mi sobresalen sobre el resto.

    Ser 25 personas

    Repito que es algo evidente y lo sé, pero es una de las cosas más impactantes del cambio. Una de las ventajas de ser 10 es que se trata de un número reducido, donde todos nos conocemos y a lo largo de una banda terminamos hablando y haciendo bromas sobre temas ya conocidos entre nosotros. Pero ahora este grupo está obligado a expandirse para integrar a un grupo del mismo tamaño. No solo se trata de abrirse, si no también de integrar a la nueva gente, conocer cómo son y cómo juegan, nosotros a ellos y ellos a nosotros.

    Realmente no creo que nadie contemple esto como un problema en Perception, en mis casi 4 años en la hermandad se me hace difícil recordar casos donde haya existido incompatibilidad de caractéres. En un grupo de 25 personas te puedes hablar o tratar más o menos con algunas personas, pero a la larga el grupo se va cohesionando para terminar formando un conjunto compacto donde todos se conocen.

    Más allá del aspecto social y entrando en el juego, ser 25 abre un mundo de posibilidades hasta ahora inexistentes o limitadas. Tienes habilidades de banda defensivas (Reanimación, Aura de devoción o Berrido de convocación) y ofensivas (Estandarte de calavera) que puedes o bien encadenar o utilizar siempre una u otra. También supone un gran cambio para los tanques que ahora tenemos más ayuda exterior en forma de habilidades defensivas individuales como Piel de corteza o Supresión de dolor (no funcionan solas y hay que recordar pedirlas, esta es una puya que me lanzo a mi mismo).

    Al cambiar de modalidad también existe un cambio en algunas mecánicas que la verdad aún no he podido apreciar, solo hemos limpiado en normal Asedio de Orgrimmar y en este modo es difícil apreciar los cambios y su repercusión. Habrá que ver cómo nos movemos en esta modalidad, hay mucho que aprender o refrescar, pero nuestro objetivo no debería ser avanzar, este trabajo ya está hecho y creo nos tomaremos el tema con calma.

    La prioridad número uno tiene que ser conocernos y reformular a Perception como una hermandad que temporalmente pasa de 10 a 25, pero cuyo objetivo es afrontar las bandas míticas de 20 en Warlords of Draenor con el máximo de garantías posibles.

    Bajada notable del rendimiento del juego

    Era lógico pensar que una mayor carga gráfica pasaría factura a mi viejo i5 750@2.67GHz, pero lo que viví en Immerseus fue increíble. Cuando el contador de pull llegó a cero, mis FPS (imágenes por segundo) también. Una vez terminado el combate que pasé como pude, tuve que dirigirme al menú gráfico del juego y empezar a bajar de Ultra todos los parámetros. No recuerdo que en Cataclysm o WotLK cuando jugaba con el mismo PC y en bandas de 25 tuviera tantos problemas.

    Tendré que seguir investigando para lograr una buena configuración que me permita ofrecer un juego visualmente placentero (dentro de los límites de World of Warcraft) y un rendimiento óptimo. Aún con eso y tal y como me avisaron, hay situaciones imposibles donde ordenadores más podernos tampoco se salvan de algunos tirones.

    No creo que la cosa cambie mucho con las bandas de 20, posiblemente vaya a peor. La llegada de una nueva expansión suele venir acompañada de una mejora gráfica y a esto en Warlords of Draenor hay que sumarle la renovación de las razas que no ayudará a aligerar la carga gráfica del juego. Algunos opinan que Blizzard debería optimizar más el juego y quizá tengan razón, por mucho que poco a poco mejore su aspecto visual dentro de sus posibilidades, hablamos de un motor gráfico que tiene ya más de una década, que no debería ser tan exigente.

    Tengo pensado actualizar mi equipo pero aún queda para eso, y no será World of Warcraft quien me empuje a dar el paso mientras pueda jugar perfectamente rebajando la calidad gráfica de los distintos elementos del juego.

    About

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *