• Diario del asedio #3 – Inicios difíciles

    by  • 23 septiembre, 2013 • Mists of Pandaria, PVE • 2 Comments

    Este miércoles se dio el pistoletazo de salida a la carrera por el world first de Asedio de Orgrimmar. Las hermandades top mundial americanas no fallaron, de hecho, sorprendieron con un sprint hasta Malkorok, que fue replicado por Method tan rápido como pudieron. En 10, Paragon hizo lo mismo aunque no lograron llegar tan lejos en el mismo tiempo.

    Este fulgurante inicio puso de manifiesto la calidad y preparación de estas hermandades. Puede que la primera mitad de Asedio de Orgrimmar sea sencilla, pero lo es para ellos, un grupo de 100 o 150 personas entre millones de jugadores de World of Warcraft. Pero el título de este tercer diario no habla de lo fácil que parece fue para algunos, si no lo difícil que fue para Perception.

    Realmente en Perception no empezamos bien el contenido de Asedio de Orgrimmar en su modalidad heroica. Que el miércoles gastásemos algo de tiempo en hacer el modo flexible, no es excusa para que ese día nos fuéramos con el único botín de haber derrotado a Immerseus, pero así fue. Y el segundo día no fue mucho mejor, solo derrotamos un jefe más, Los Protectores caídos. Estos malos resultados se suelen agravar por el avance de otros, un buen número de hermandades nos habían superado.

    Personalmente me cuesta mucho encontrar el motivo de este pésimo inicio. Por un lado yo creo que quizás miramos demasiado adelante, cuando ves que las grandes hermandades avanzan rápidamente, crees que tu también lo podrás hacer. No hablo en número de jefes muertos en una noche, me refiero a que si ellos pueden con media banda en un día, tu puedes con 3 o 4 y en vez de preocuparte de lo que te toca, miras más allá y descuidas lo que tienes en los morros. Siempre he pensado que el jefe más difícil es en el que estás y no en el que se ha atascado una u otra hermandad.

    También es posible que haya sido una pájara de dos noches, porque realmente fueron dos bandas (miércoles y jueves) para olvidar. La buena noticia es que el viernes parece que nos volvimos a encontrar a nosotros mismos, nos quitamos de encima cuatro heroicos en una larga noche, Norushen, Sha del Orgullo, Galakras y Gigante férreo.

    Parecía que después de derrotar a Galakras ya nos habíamos quitado el mal sabor de boca de los dos primeros días e íbamos a dejarlo, pero la presión de toda la banda (y que no hay trash en el camino hacia Gigante férreo) nos animo a seguir. Esa noche terminamos tarde, muy tarde, pero mereció la pena. No solo avanzamos, si no que nos divertimos, recuperamos esa ilusión de derrotar a un jefe realizando un buen trabajo en equipo después de encadenar un par de días nefastos.

    Ahora estamos un poco más allá del ecuador de Asedio de Orgrimmar, seguimos atrás pero habiendo realizado una buena remontada. Como esto es un juego y no me gusta poner objetivos concretos, creo que, como fijo Machado, “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”, así que seguiremos nuestros pasos y veremos hasta donde nos llevan.

    About

    2 Responses to Diario del asedio #3 – Inicios difíciles

    1. Snowdi
      24 septiembre, 2013 at 01:04

      Ánimo, nada esta perdido hasta que se deja de perseguir, y a veces esos momentos ayudan a marcarse mejor los objetivos

      Un saludo y buen raideo!

    2. ghortaur
      25 septiembre, 2013 at 16:23

      ei!

      Me gustan mucho estos artículos que haces donde cuentas tus ”aventuras” de raid. Donde explicas tus puntos de vista y tus sensaciones más que una guía donde solo es dictar los pasos a seguir.

      Sigue manteniéndonos informados y mucha suerte!!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *